Programa de congelación para PC

Si se encuentra con un problema de congelación de Windows 10, es mejor que identifique la causa real y ayude a resolver el problema rápidamente. Las 9 razones más comunes por las que Windows 10, Windows 8 o Windows 7 sigue congelándose se muestran a continuación.

Apertura de demasiados programas

Como usted sabe, cada programa en su computadora necesita algunos recursos internos y de hardware para mantenerlo funcionando. Si se están ejecutando varios programas al mismo tiempo, el equipo comenzará a congelarse porque la memoria es utilizada por varios programas.

En esta situación, debe hacer clic con el botón derecho del ratón en Administrador de tareas, elegir Administrador de tareas, hacer clic en Procesos, buscar el programa que está congelado y hacer clic en Finalizar tarea. Se recomienda ejecutar los programas que necesite en ese preciso momento.

Corrupción o errores del conductor

Los controladores se utilizan para comunicarse con otros dispositivos de hardware y con el sistema operativo. Los controladores obsoletos o dañados son otra razón por la que su Windows sigue congelándose. Por lo tanto, para evitar que el equipo se congele, debe asegurarse de que las unidades estén siempre actualizadas.

Sobrecalentamiento

El exceso de calor puede causar que la computadora se congele. Se trata de una cuestión puramente medioambiental. Si la temperatura del procesador del sistema es más alta de lo normal, es posible que el equipo se congele.

Para evitarlo, asegúrese de que las rejillas de ventilación de su ordenador no estén bloqueadas. Además, se recomienda utilizar la carcasa del ordenador en entornos hostiles.

RAM insuficiente

Si su ordenador se congela a intervalos regulares de tiempo, la razón podría ser una RAM insuficiente. Puede considerar actualizar su RAM o reinstalar el sistema operativo para resolver este problema.

Ajustes de BIOS

La modificación de la configuración del BIOS puede poner el sistema en el modo de congelación. Restablecer el BIOS a su valor predeterminado podría solucionar su problema de congelación.

Dispositivos externos defectuosos

Los dispositivos USB u otros dispositivos externos defectuosos, incluidos el ratón y el teclado conectados al sistema, pueden provocar que el ordenador se congele. Puede intentar conectar un dispositivo a la vez para intentar encontrar cuál de sus dispositivos es la causa. Además, intente actualizar los controladores de dispositivos USB para solucionar este problema.

Virus informáticos

A veces, cuando el equipo se bloquea y no responde, es necesario pensar en los virus informáticos. Se recomienda realizar una comprobación antivirus con regularidad.

Archivos de sistema dañados o perdidos

Según el informe, encontramos que muchos Windows 10 o Windows 7 sigue congelándose porque los archivos del sistema están dañados o faltan.

Errores de software

No importa lo bueno que sea el software o lo mucho que confíe en el creador, existe una gran posibilidad de que la causa de la congelación de un equipo sea una pieza de software de terceros.

Algunas aplicaciones pueden ocupar mucha memoria e intentar realizar acciones o acceder a recursos que Windows no puede entender. Si su computadora no es capaz de manejar la tensión, puede colgarse y congelarse. Para solucionar este problema, debe actualizar todo el software de terceros que esté instalado en el equipo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *